viernes, 4 de noviembre de 2016

Cuando nadie me ve

Me arde la piel.. y no es por deseo, es el ansia infinita que me carcome las horas, los días.. cada segundo de mi vida, anhelando algo más allá de un cuerpo, un corazón que no sea tan cobarde y se atreva amarme y dejarse amar con toda la intensidad de la que soy capaz, sin huir, sin asustarse. Ansiedad por crear algo nuevo, por sentirme viva, atraer locura y lujuria extrema pero mezclado con un amor duradero y entregado.. ese que te vuelve esclavo pero a la vez te libera. Lo quiero todo antes de morir en vida, antes de que no haya vuelta atrás y todo se vaya a la mierda. 


A veces me elevo, doy mil volteretas
A veces me encierro tras puertas abiertas
A veces te cuento por qué este silencio
Y es que a veces soy tuyo y a veces del viento

A veces de un hilo y a veces de un ciento
Y hay veces, mi vida, te juro que pienso:
¿Por qué es tan difícil sentir como siento?


No enciendas las luces que tengo desnudos
El alma y el cuerpo