jueves, 11 de septiembre de 2014

S-Exercise V: Him

Puedo ser esa chica que tu quieres que sea, puedo cambiar mis manías, tomarme todo el tiempo para maquillarme y verme hermosa, usar esa falda corta que nunca me he atrevido a usar, puedo ponerme mi peluca corta negra y usar tacones altos para moldear mis largas piernas, puedo hacer eso y muchísimo más...

Lo veía desde la otra esquina y aunque parecía que estábamos cerca la distancia era tan infinita que casi me dolía. Moría por decirle lo que pasaba por mi mente y simplemente deshacerme de este maldito peso. ¿Qué podría perder?, pero en vez de eso me quede sentada admirándolo mientras platicaba con sus amigos. Dios Mio, se ve guapísimo, tan sensual.. Me atrae tanto cuando sonríe de esa manera y en mi interior se remueve un sentimiento del cuál aún no estoy segura y al mismo tiempo me da un miedo terrible que aflore. Me niego a admitir nada, no quiero pensarlo, ni escribirlo ni nada, es demasiado y es mejor que ronde por el aire por un buen tiempo. Su mirada se encuentra con la mía y le regalo una leve sonrisa, si supiera lo que estoy pensando ahora. Tengo tantas ganas de conocerlo, de conversar, de admirarlo, hacerlo reír y otras cosas más. Quiero saber de que lado de la cama duerme, cuál es su película favorita, cuales son sus sueños, sus más intensas fantasías, quiero saber todo eso que no saben muchos.. conocerlo a fondo, su corazón, sus caprichos.. quiero que sonría conmigo, que me vea a mi, quiero tener una cita con el, tomarlo de la mano, llamarlo una noche a la 1 de la mañana solo para mandarle un beso, quiero saber de sus días, que lo hace feliz, que lo pone triste, quiero compartir una pizza con el, salir a bailar, tomarnos un vino y hablar de nuestras vidas.. Salir en bicicleta, hacer un picnic, tomarle muchas fotos, contar sus lunares, acariciar su cara, rozar sus labios.. Quiero abrazarlo y que me abrace, pasar mis dedos por su extraño pero hermoso cabello, aprenderme el color de sus ojos.. que nos desvelemos juntos, ver un atardecer con el, correr por la playa... Quiero verlo dormir, quiero simplemente.. tenerlo cerca de mi.. Conocer su pasado, saber que hace en el presente y ser parte de su futuro. 

Y mientras todo esto ronda en mi cabeza pongo mi mano en donde esta mi corazón palpitando a mil por hora para evitar que se salga de mi pecho y el se de cuenta.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

martes, 9 de septiembre de 2014

Astral

Ayer vi estrellas, muchísimas de ellas mientras compartía mi tiempo dorado en brazos ya conocidos. Pero ayer.. algo fue diferente. Por un momento pensé que iba a explotar, existió la posibilidad de perderme a mi misma en ese instante y ahora que lo pienso, nada me hubiera encantado más que eso llegará a pasar. Mi cuerpo estaba cómodo y sincronizaba tan perfecto con el suyo, cada movimiento, cada caricia y cada beso fueron mágicos. El olor de su piel me tenía completamente en un trance, lo anhelaba, lo deseaba tanto como una fiera y no quería por nada del mundo que parara de ser mío. Aquellas explosiones parecían ser infinitas, luego de la tercera juro que perdí la cuenta y por un segundo sentí miedo de que realmente me estuviera poseyendo de una manera en la que nadie lo había hecho antes. ¿Qué demonios esta pasando?

Aún no entiendo como es que puedo dejar a mi corazón al margen de todo pero aún con todo encima me di cuenta de lo fuerte que puedo llegar a ser. Definitivamente dejar que esto llegue a sentimientos más profundos me mataría. No puedo lidiar con esto ahora, no. Traté de calmarme viendo su rostro y luego traté de no pensar, simplemente dejarme llevar por la magia que irradiaba en ese cuarto, dije lo menos posible y me limite a rozar su piel con la mía.. Lo besé mil veces y otras mil más mientras sus dedos dibujaban sobre mi espalda. Aquella sensación era prometedora pero a la vez distante. Lo más sencillo se volvió intenso y todos los malos entendidos y tonterías del pasado se borraron para siempre. Mis ojos veían a esta persona completamente diferente a la de apenas unos días pero al final de cuentas fuí yo.. la que cambió. La que ahora tiene todo claro y la que ahora solo se limitará a disfrutar de los momentos que vengan con este hombre que le dio vuelta a su mundo en tan solo una noche. Mi querido amante.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Lost, again.

¿Para qué inventar? ¿Para qué mentir?
Deslumbrada quedé y rota estoy otra vez. Fascinada por besos y caricias que no planeaban trascender. Una tontería más en mi cabeza, otro golpe más a mi dañado corazón. La vida, perra maldita que no advierte nada y solo encandila a su gusto, hace lo que quiere y no hay quien la frene. Mi pecho esta en llamas pero hoy es de profundo dolor, cada vez entiendo menos y me pierdo cada vez más en este camino. Me envuelvo sola en una fantasía, contándome historias que al final son mentiras y luego trato de calmar este inmenso dolor que solo es producto de un estúpido y no merecido rechazo de amor. ¿Hasta cuándo aprenderé? 

Así como sus letras me derritieron hace unos días hoy vienen pero para darme un cruel tiro de gracia. Pero ¿Qué hice mal? me pregunto esta vez, que demonios fue ese clic que creí sentir ¿Acaso me lo imaginé? ¿Acaso me estoy enloqueciendo?. Quien sabe. Repaso en mi mente los recuerdos y quisiera eliminarlos junto con todos los que vengo arrastrado, porque, de qué sirve recordar, de que sirve alimentarme de falsas esperanzas y de estúpidas fantasías que jamás se realizarán, de qué sirve adorar, de que sirve dar si al final solo se trata de toparse con miles de incorrectos para terminar con el alma fría y vacía y seguír cayendo presa de historias sin sentido hasta morir. ¿Pero que tan escoria pude haber sido en mi vida pasada para tener este ridículo destino? Si hubiera alguna forma de arreglarlo, una forma de atraer la magia y el verdadero amor.. si tan solo ya no desfilaran ante mi personas que solo vienen a dejar mi mente con restos de historias inconclusas y tristes que solo me matan lentamente. Si tan solo fuera correspondida y pudiera despertar a una sola persona. Si tan solo dejará de llenar mi cabeza de ideas sobre el amor.

Tiempo correcto, momento exacto, persona incorrecta. Es como un camino hacia la destrucción, es algo anunciado pero que de todas maneras cruzo sin pensarlo. Nivel experto de masoquismo. Ahora, ¿Cómo entierro este recuerdo?, en donde lo guardo si ya estoy atascada, repleta y atormentada. No sé que elegir, no sé por dónde ir.. y lo único que hice fue probar sus besos, pero lo superaré, como antes, como siempre.